En diversas culturas, las personas hacen sus mismos utensilios, ropa, juguetes, etc. La gente sobrevive día a día con sus propias artesanías y éstas tienen su propósito o utilidad. Las artesanías, en vez de ser subestimadas por la gente, deberían de ser respetadas por el hecho de que la gente las hace con su esfuerzo y para cubrir sus necesidades, tanto monetarias como de supervivencia.

Pero sabemos que es una artesanía?

Una artesanía se puede definir como un “trabajo manual, que es resultado del conocimiento o habilidad en algún arte u oficio que pueda realizar el artesano en su domicilio o fuera de él, pudiendo la naturaleza de los productos estar basada en las características distintivas en términos del valor histórico, cultural, utilitario o estético.”

El artesano es meramente un artista y su trabajo (artesanía) es su obra de arte. Gracias a la experiencia y a las enseñanzas que le han brindado, tanto su familia como su entorno, puede realizar sus trabajos. Pero, más que nada, la habilidad y el sentimiento con que trabaja el artesano es de lo más importante, pues él es portador de la imaginación e inspiración; cada objeto artesanal que produzca el artesano tiene su “personalidad” o, mejor dicho, su aura o esencia, la cual las hace diferentes y especiales ante el ojo del comprador/espectador y ante el mismo creador. 

Cultura, arte, expresión, colores, folklore, dedicación, sentimientos, esfuerzo, trabajo, vida… todo eso representa una artesanía.

Cree en la calidad mexicana, CONSUME LOCAL.

Copyright ® 2014 Limpius. All rights reserved.
 Aviso de Privacidad