1. 1.Motor frío.

Si acabas de utilizar tu automóvil debes de dejar que el motor se enfríe, ya que si lo utilizas caliente puedes dañar algunas de sus partes además del riesgo que se corre  de sufrir quemaduras cuando el motor caliente hace contacto con el agua fría.

  1. 2.Protege partes importantes.

Retira los cables de tu batería, primero el de carga negativa y después el de carga positiva, además, cubre cualquier parte eléctrica, el alternador, filtro de aire, indicadores y otros filtros, que estén expuestos con una bolsa de plástico u otra envoltura de éste material y cinta adhesiva.

  1. 3.Utiliza desengrasante.

Llegó el momento de lavar el motor y como sabemos que, en su mayoría, lo que contiene es grasa te recomendamos utilizar un desengrasante como el que Limpius ofrece: “Des-Star” es un emulsificante concentrado soluble en agua, que humecta, disuelve y remueve grasas minerales; no deja películas ni residuos grasos.

Rocía “Des-Star” en el compartimento del motor y deja que actúe por 10 a 20 minutos, siempre utilizando guantes de hule y gogles como protección. Ya que trascurrieron los 20 minutos con una fibra talla para quitar toda esa suciedad incrustada que tiene adherida el motor. Ya que quedó limpio, con una manguera rocía agua para enjuagar. Repite éste paso de ser necesario.

  1. 4.Secado.

Una vez que se terminó de enjuagar, llegó el momento de retirar el plástico y la cinta que cubría aquellas partes que se podían dañar, dejando que previamente se seque el motor por un buen rato.

Si quieres saber más acerca de nuestros productos de limpieza y otras formas de utilizarlo, lee nuestra siguiente entrada.

.....................................................................................................................................................................

Copyright ® 2014 Limpius. All rights reserved.
 Aviso de Privacidad